bolmen-escobilla-limpiacristales-blancoLIMPIEZA Y MANTENIMIENTO

 

 

*El tratamiento antical TEKNOCLEAN, no es un tratamiento autolimpiable, por eso aconsejamos una limpieza mampara regular con los productos recomendados por el fabricante. La durabilidad del tratamiento puede alcanzar los 8 años si se realiza el mantenimiento adecuado.

 

Profiltek ha desarrollado el sistema TEKNOCLEAN, el cual proporciona un tratamiento que, aplicado sobre el vidrio, repele los líquidos, minimiza las incrustaciones de cal y suciedad. Este innovador sistema permite una limpieza y mantenimiento de mayor eficacia, con menor esfuerzo.

Aún con TEKNOCLEAN, todas las mamparas requieren un mínimo cuidado para mantener un aspecto limpio e impecable. Tener una mampara impecable es muy sencillo, tan sólo tenemos que seguir una serie de consejos prácticos.

La humedad es el principal enemigo de nuestras mamparas, ya que puede provocar la aparición de bacterias o moho. Una forma práctica de mantener la mampara de vidrio en condiciones es:

  • Ventilar el cuarto de baño.
  • Secar la mampara después de cada uso, con un paño que no deje restos de pelusa o una varilla con goma en el extremo.
  • Elegir limpiadores que no puedan agredir las superficies metálicas, en ningún caso deben utilizarse trapos abrasivos, estropajos o materiales que puedan dañar estas superficies.
  • Usar exclusivamente productos neutros no ácidos ni reactivos (como las lejías, amoníacos, ácidos), ya que pueden rayar o dañar los cristales, especialmente si nuestra mampara ha recibido un tratamiento especial previo.
  • No usar desincrustantes ácidos o productos que contengan hipoclorito de sodio, hidróxido de sodio o productos no aptos para la limpieza de superficies laqueadas, incluso detergentes abrasivos a base de cloro o que contengan lejía o solventes, ya que éstos perjudicarían tanto el armazón anodizado como el pintado. El uso de estos productos puede causar corrosión, la formación de ampollas sobre los perfiles pintados deteriorar la impresión digital.

LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO

  • Se rocía la mampara con el producto limpiador.
  • Se deja actuar unos minutos.
  • Se frota con una esponja no abrasiva, se seca bien hasta que quede reluciente. Este proceso es siempre el mismo, es recomendable secar las superficies de la mampara después de su uso, especialmente en las zonas inferiores de la misma, para evitar que los restos de agua en contacto con los metales o accesorios puedan perjudicar su acabado.